Comentario en relación a la toma de Caracas, del 1ero de septiembre.

Terry Eagleton, en Esperanza sin Optimismo, afirma que “La esperanza auténtica debe estar basada en razones. De lo contrario, no es más que un presentimiento, como si estuviéramos convencidos de que hay un pulpo debajo de nuestra cama. La esperanza ha de ser falible, mientras que la alegría temperamental no lo es”. Venezuela parece haber aprendido esta lección con la Toma de Caracas, corroborada en las acciones contenidas en la “AGENDA INMEDIATA DE LUCHA”.

Otros Artículos