Comentario en relación a la toma de Caracas, del 1ero de septiembre.

Terry Eagleton, en Esperanza sin Optimismo, afirma que “La esperanza auténtica debe estar basada en razones. De lo contrario, no es más que un presentimiento, como si estuviéramos convencidos de que hay un pulpo debajo de nuestra cama. La esperanza ha de ser falible, mientras que la alegría temperamental no lo es”. Venezuela parece haber aprendido esta lección con la Toma de Caracas, corroborada en las acciones contenidas en la “AGENDA INMEDIATA DE LUCHA”.

1) 1-S a las 8pm hubo un GRAN CACEROLAZO NACIONAL que marcó el inicio de esta nueva y definitiva etapa de lucha,

2) Hoy miércoles 7 de septiembre iremos a las oficinas del Consejo Nacional Electoral en todo el país a ratificar nuestras exigencias sobre las condiciones y la fecha para la consulta nacional del 20%,

3) El próximo miércoles 14 de septiembre se realizará una Jornada Nacional de Movilización de 12 horas de duración en todas las capitales de estado, en respuesta a lo que el CNE ha dicho anunciará el día 13 de septiembre y para llevar el llamado del pueblo venezolano a los gobiernos que ese día estarán reunidos en la Cumbre de los Países No Alineados y

4) Al día siguiente del 20% convocaremos la Toma de Venezuela, de 24 horas de duración, exigiendo la realización inmediata del Referendo Revocatorio.

Henry Ramos ha manifestado que la Toma de Caracas ha sido la concentración más grande en la historia de Venezuela y otros que de América Latina. Pero no ha sido el puntillazo final a la dictadura, a la cual hay sacar con votos y con palos, de ser necesario. El Alto Mando Militar obligado por la Constitución a exigir respeto a la soberanía popular ha de hacerlo ante el Presidente y el árbitro electoral. Tal vez Hugo Chávez con buen olfato para las ocasiones, sottovoce le hubiera sugerido a Padrino López que se lo solicitara. Nicolás Maduro debe entender que sus alternativas son alzarse con el gobierno con la Jefatura Castrense o someterse a la consulta. La última es más viable y menos engorrosa, tanto para él, como su familia y particularmente para el movimiento político que lo llevo a la Presidencia, el cual tendrá sin dudas en rol importante en la nueva democracia. A los venezolanos no queda otra posibilidad que cambiar el régimen tanto en lo formal como en la equivocada filosofía que lo ha alimentado durante ya 17 largos años. MANOS A LA OBRA inspirados en las palabras de ISAIAS que nos recuerda TAYLOR CALDWELL en LA COLUMNA DE HIERRO, de su mejor amigo para Marco Tulio Cicerón: “No temas porque estoy contigo. No desmayes porque soy tu Dios. Cuando cruces las aguas estaré contigo y los ríos no se desbordarán a tu paso. Cuando atravieses fuego no te quemaras ni las llamas se inflamarán sobre ti. Porque Yo, el Señor, tu Dios, sostengo tu mano derecha”.

Otros Artículos