José Luis Rodríguez Zapatero

Teodosia Isabel, viuda del Corral, se ha especializado en las características de la personalidad humana, por lo que su nieto José Gregorio le requiere explicaciones con respecto a José Luis Rodríguez Zapatero, integrante de la Comisión acordada por Gobierno y oposición para una conciliación ante la crisis. Concretamente pregunta las razones por las qué los venezolanos no creen en el 2 veces Presidente del Gobierno español.

La abuela, de sapiencia aquilatada, lo lleva de la mano al tema de “Las preferencias del sabio” en el libro de Séneca, “De la felicidad”, para que José, de inclinación al nacionalismo de Trump, juzgue a quién han de aplicarse las consideraciones del filósofo de Córdoba, o sea, si al nacido en Valladolid o a los propios venezolanos. Ella misma es la que lee las interrogantes de Seneca: a) porqué es ése adepto a la filosofía y vive con tanta opulencia, b) Dice que hay que despreciar las riquezas y las tiene, c) Considera despreciable la vida, y vive, sin embargo, d) Despreciable la salud y, no obstante, la cuida con todo esmero y e) Pues qué mal hay en cambiar de país, y, sin embargo, si puede, envejece en su patria. El nieto se incomoda aún más cuando “la Nonna” recita, también, la apreciación de Jean Paul Sartre conforme a la cual, ante el desamparo hemos de aceptar radicalmente, a la vez, la contingencia y la responsabilidad. Te reitero dice la abuela que el tema consiste en analizar al venezolano y a José Luis en este contexto, a fin de determinar a quién creer más. No deja de ser lo que en filosofía llamamos la ley del silogismo hipotético, la cual supone que la nación es una entelequia, cuyos éxitos y fracasos dependen de quienes la integramos. Esto es, de una doble racionalidad, aquello que nos proponemos lograr y la nuestra para materializarlo. A José Gregorio se le nota el arrepentimiento de la consulta a Teodosia Isabel, pues pensaba que la respuesta era más sencilla.

Pero su desesperación es todavía mayor cuando la especialista acota que para Carl Jung pensar, sentir, intuir y percibir constituyen 4 funciones psicológicas y que duda que los conciudadanos hayamos sido privilegiados por la sincronización entre aquellas, camino para el hombre perfecto. Por el contrario, la influencia de una o de otra es lo que categorizaría al nacido en Valladolid o el de Caracas, Carúpano, Mérida, Guárico o Guayana, como introvertido, a quien no importa el efecto de sus acciones, si no que le satisfagan o extravertido, aquel cuyo interés se enfoca a la realidad exterior. Cada uno de ellos tiene rasgos específicos, que lo diferencian del otro. Tovar, quien es especialista en temas jurídicos muy particulares, pretende finalizar la conversación, pero “la Nonna” lo obliga a que le responda en cuales de estas 8 categorías ubicaría a José Luis: reflexivo extravertido (actúan en base a la razón), reflexivo introvertido (tenaz para lograr objetivos), sentimental extravertido (diestros con la comunicación), sentimental introvertido (hacen todo lo posible por pasar desapercibidos), perceptivo extravertido (buscan el placer por encima de todo), perceptivo introvertido (músicos y artistas), intuitivo extravertido (el típico aventurero),intuitivo introvertido (casi adivinan lo que otros se disponen a hacer). Teodosia se detiene en esta última categoría para señalar a Jose Gregorio que a este tipo de gente le cuesta poner los pies sobre la tierra. Preguntándose si no seremos éstos nosotros. El nieto enmudecido, piensa en el llano donde nació, pero también en la conquista española, la independencia de aquella, para convertirnos en depositarios de la soberanía. Habrá sido bueno abuela, quien no contesta.

Querido nieto, como ha acotado un sabio, “somos como islas en el mar, separadas de la superficie, pero conectadas en la profundidad”, lo cual te acoto para definirte que la sincronicidad existe y que hay conexión entre el individuo y su entorno. Respóndeme, dónde lo visualizas más, en el desarrollo o en el tercer mundo. José Gregorio es víctima de la sorpresa.

Teodosia no entiende por qué su admirado nieto se limita a expresar que José Luis Rodríguez Zapatero nació en 1960, estudia Derecho en León, fue Secretario General de la Federac del Gobierno Español por 2 periodos. La analista agrega que la prensa ha reseñado que Rajoy y Rodríguez se han reunido para tratar el tema Venezuela, Mariano manifestando apoyar las gestiones que por la reconciliación de los venezolanos adelanta José Luis.

José Gregorio se despide de “la Nonna” expresándole confío en Rajoy. Poco menos en José Luis. Regresa a Miami, la capital opulenta de Venezuela, dejando a Caracas, la otra, paupérrima. En el aeropuerto percibe que los diputados Williams Dávila y Luis Florido no pueden viajar a una reunión con Luis Almagro por habérsele decomisado el pasaporte.

No obstante, es optimista acerca del futuro de su país. Cree en la concurrencia del pueblo con los soldados, como en 1958.

Otros Artículos