Juicio de Núremberg

Es uno de los juicios más importantes de la historia ya que se juzgaba a los principales culpables de crímenes que atentaban contra la humanidad, la paz y, sobre todo, crímenes de guerra.  Se trataba de juzgar a la cúpula más alta de la jerarquía nazi. Este hecho no llegó a producirse debido a que muchos de los pesos pesados de la Alemania nazi se suicidaron antes de ese momento. El único que llego con vida al juicio de Núremberg fue Hermann Goering Mariscal del Reich. Este acontecimiento pasó a la historia como el fin de la barbarie humana y el comienzo de una fuerte paz futura basada en un orden internacional que no permitiese la repetición de los hechos vividos durante la segunda guerra mundial. Núremberg es un acontecimiento histórico digno de ser recordado por la humanidad debido a su grandiosa importancia en la sociedad actual.

En aquella época los dirigentes de un país solo debían rendir cuentas con los tribunales de sus países por lo que los dirigentes alemanes juzgados solo debían ser castigados por los tribunales alemanes. Este era un hecho incomprensible ya que una de las características de la Alemania nazi era el control absoluto sobre todas las instituciones del país por lo que un juicio en contra de estos era, cuanto menos, una auténtica farsa.

Una fecha destaca fue principios de 1942 debido a la aparición de la organización encargada de identificar y encontrar todas aquellas personas culpables de la guerra para ser juzgados por tribunales internacionales más tarde. El 8 de Agosto de 1945 es una fecha clave debido a la importancia de su consecuencia la cual fue la creación de un tribunal internacional con poder para juzgar a todos los miembros activos de la guerra.

El procesamiento de los culpables empezó en Berlín el 18 de Octubre de 1945 pero esta sesión fue una mera sesión inicial ya que el grueso del juicio se celebró entre el 20 de Noviembre de 1945 y el 1 de Octubre de 1946 en el palacio de justicia de Núremberg. Durante este tiempo pocos altos cargos nazis fueron capturados y juzgados debido a los numerosos suicidios entre los cargos nazis (como los de Himmler, Goebbles y Hitler).

Muchas fueron las voces que se alzaron en contra de la elección de Núremberg como sede para este hecho trascendental pero, debida a la precaria situación de Berlín (no tenía edificios preparados para albergar acontecimientos de esta índole) y la posesión de Núremberg de un gran palacio de justicia, se optó por esta opción ya que ofrecía un centro penitenciario próximo al palacio por lo que todos los traslados eran seguros y, de esa forma, se podía mantener el aislamiento de los dirigentes nazis.

Los cargos eran los siguientes:

1.- Crímenes contra la paz: aquellos por lo que se violan los tratados internacionales o favorecen el ataque sin justificación contra otra nación.

2.- Crímenes contra la humanidad: planificación, ejecución o participación en exterminios y genocidios.

3.- Crímenes de guerra: incumplimiento de las leyes o convenios internacionales sobre la guerra.

4.- Conspiración.

Otros Artículos